hospColom.jpg

SALUD

Bogotá Volver

Asumimos la salud como un derecho fundamental de todos los colombianos y creo que este no debe ser un privilegio de unos pocos. Por eso, nos propusimos reformar el sistema de salud y poner como centro el bienestar de todos los pacientes.

Hoy partimos la historia de la salud del país en dos. Es un día histórico para Colombia y para mis compatriotas porque vamos a acabar con muchos de los obstáculos que han sufrido por años: ya no podrá haber más paseos de la muerte, se terminaron las excusas para interrumpir el tratamiento a los pacientes y se acabaron los precios abusivos de los medicamentos.

La Ley Estatutaria para la salud que acabo de firmar va a convertir la atención sanitaria en un derecho fundamental, que es lo que debe ser, no puede haber más pacientes de segunda categoría.

Esta reforma se basa en seis cambios fundamentales:

Los pacientes verán ampliado su plan de beneficios; antes solo tenían derecho a lo que estuviera incluido en el POS. Invertimos la fórmula, lo cual hace una diferencia inmensa: ahora los pacientes tendrán incluidos un sinnúmero de beneficios en el POS, y algunas excepciones que no cubrirá el POS. Esto reducirá considerablemente el número de tutelas ciudadanas.

Vamos a eliminar poco a poco las barreras para acceder al servicio de urgencias: todos los colombianos deben ser atendidos sí o sí. Los hospitales no van a poder alegar problemas de afiliación, falta de contratos con las EPS o dificultad para tramitar las autorizaciones. Así vamos a ponerle fin al vergonzoso paseo de la muerte.

Seguiremos controlando el precio de los medicamentos, reforzando la exitosa política que establecimos en mi primer Gobierno para limitar el costo de los fármacos. Ya hemos regulado los precios de más de 900 medicamentos y nos hemos convertido en un referente en la región, recibiendo delegaciones de Panamá, Perú, Chile y México interesadas por implantar nuestro modelo.

Otra ventaja va a ser la autonomía médica que mejorará la calidad en la atención a los pacientes, que es algo fundamental en esta Ley.

Por último, vamos a mejorar las condiciones laborales de los profesionales de la salud. Durante mi segundo mandato seguiremos trabajando para elevar la calidad de los puestos de trabajo y que las condiciones sean cada vez más dignas para los trabajadores de este importante sector.

La salud no puede ser más un privilegio, y la falta de recursos una excusa para que los ciudadanos no tengan acceso a una atención médica digna. Hoy es el comienzo de una nueva etapa que beneficiará a todos, así nos lo hemos propuesto, y así será #UnNuevoPaís.

Conozca los detalles de la Ley Estatutaria para la Salud aquí.