Niñospobreza.jpg

DEBEMOS ACABAR CON LA POBREZA

Bogotá Volver

Una de las mayores apuestas de este Gobierno es cerrar cada vez más las brechas sociales y económicas entre los ricos y los pobres. Por eso, por medio de proyectos de educación, empleo, vivienda, entre otros, estamos sacando de la pobreza y la pobreza extrema a muchos colombianos.

Damos por sentado que nacemos con agua, con luz. Y no es así. Millones de familias no tienen ni siquiera un techo o las tres comidas del día garantizadas. Esto no puede seguir así. Son tantos los pobres y tan pocos los que tienen tanto, que nos acostumbramos a eso. Y esto no puede ser. Esta es la gran revolución que propuse y que me emociona estar construyendo. Porque romper la brecha social en Colombia es mi gran apuesta de paz.

Hemos sacado de la pobreza y la pobreza extrema a 7 millones de colombianos. ¡Faltan muchos más, quién lo duda, pero me llena de orgullo saber que hoy hay miles de personas más que pueden decir que tienen mejores posibilidades de un mañana!

Me enorgullece saber que estamos reduciendo la pobreza atacándola en todas sus dimensiones, porque no podemos seguir midiéndola solamente en términos económicos: Pobre no es solo quien no tiene con qué pagar el arriendo. Pobre es quien no tiene techo o vive hacinado o sobre piso de tierra; quien no tiene acceso a la salud; quien continúa analfabeto perpetuando un círculo de miseria; quien debe alejarse del salón de clases para tener que ir a pedir plata en la calle o quien está desempleado desde hace tiempo. Son muchos factores que desde hace décadas se han inoculado en nuestra sociedad. Y que los hemos venido afrontando con valentía, con recursos y voluntad.

Por eso las viviendas gratis; por eso los acueductos que estamos inaugurando por todo el país; por eso la electrificación que ha llegado a los lugares más apartados de Colombia; por eso la ampliación del listado de los medicamentos que necesitan los colombianos; por eso la creación de un programa como 40.000 Primeros Empleos, que busca impulsar a los más jóvenes en el inicio de su vida laboral. Y por supuesto, nuestra apuesta por hacer de Colombia la más educada, felicitando a todos esos pilos del país. Tenemos que ser capaces, y vamos a serlo.