Colonbiaverdepaz.jpg

CRECIMIENTO VERDE

Bogotá Volver

Hay dos condiciones que deben estar ligadas: el crecimiento económico y social del país y la protección de los recursos naturales. Hasta el último día de Gobierno estaré comprometido con el cuidado del medio ambiente y sé que la paz le traerá enormes beneficios.

Colombia es uno de los países con mayor riqueza natural en el mundo. Contamos con una gran variedad de especies de fauna y flora, abundante agua y paisajes majestuosos únicos en el planeta. Eso nos pone frente a un reto de grandes dimensiones, pues debemos preservar el medio ambiente para que las futuras generaciones puedan disfrutarlo.
Por eso, en el Plan Nacional de Desarrollo 2014 – 2018 incluimos el concepto de ‘Crecimiento Verde’, con el que buscamos lograr un desarrollo sostenible para garantizar el bienestar económico y social de la población, haciendo un uso responsable de los recursos, para que haya menores impactos sobre el entorno. ¡El crecimiento económico y el progreso del país no son incompatibles con la protección del medio ambiente!
También debemos tener la capacidad de adaptarnos al cambio climático. Colombia es uno de los países más vulnerables a sus efectos y estamos comprometidos a adoptar medidas para mitigarlos. Junto a casi 170 países, firmamos el Acuerdo de París, con el cual asumimos la meta de reducir en un 20% la emisión de gases de efecto invernadero para 2030, y poner en práctica otras medidas como la disminución de la deforestación, especialmente en el Amazonas. Proteger el planeta es la tarea más importante que tiene la humanidad en estos momentos y todos los esfuerzos que hagamos para lograrlo son valiosos.
Para el medio ambiente de nuestro país hay además una oportunidad de oro: si logramos la paz podremos recuperar muchas zonas naturales afectadas por el conflicto armado. Será prioridad erradicar los cultivos ilícitos, una labor en la que contribuirán las Farc. Será más fácil combatir la minería ilegal que tanto daño le hace a nuestras fuentes de agua. Las comunidades campesinas tendrán mayores oportunidades de producir y mejorar su economía y todos los colombianos podrán disfrutar maravillosos lugares antes ocultos por la guerra. ¡Es hora de tomar conciencia y proteger los privilegios naturales que tenemos!