¡El agua potable sigue llegando a Bolívar!

Estamos cumpliendo las promesas que le hicimos al Caribe colombiano.


Hoy seguimos ratificando nuestro compromiso con el desarrollo del departamento de Bolívar. Luego de haber por fin conectado a Mompox con el resto del departamento con el increíble Puente de la Reconciliación hoy estoy feliz de firmar el acta de inicio de la construcción del alcantarillado, la cual tendrá un costo de $36 mil 600 millones y estará terminada en unos 30 meses. Todo Mompox tendrá cobertura de alcantarillado y de tratamiento de aguas residuales, lo que mejorará la calidad de vida de los momposinos, así como la de los habitantes de María la Baja, donde también estuvimos entregando el alcantarillado y firmando el acta de inicio del acueducto. ¡Estamos cumpliendo nuestras promesas! Recuerdo que cuando asumí la Presidencia en 2010, Bolívar tenía una precaria cobertura de agua potable, del 20%, hoy está en 90% y seguiremos aumentándola. Estas acciones, sumadas a inversión en educación, infraestructura y otros proyectos sociales son fundamentales para el país que soñamos, un país en paz, donde los colombianos tengan oportunidades de salir adelante y donde cada vez se cierren m?ás las brechas de desigualdad.

Vamos a combatir con contundencia al ELN

Exigimos la liberación del cabo Villar y el civil Ramón Cabrales.


En el departamento de Arauca realizamos un consejo extraordinario de seguridad, a raíz de los ataques de esta madrugada del ELN contra la Brigada N°18 del Ejército. Al concluir la reunión, en la que participaron la Fuerza Pública, el gobernador y el alcalde, acordamos fortalecer la presencia de la Policía y el Ejército en el territorio, con el fin de mantener la seguridad de los araucanos. No vamos a permitir que las bandas criminales o el ELN atenten contra la integridad y la tranquilidad de los ciudadanos. Vamos a aumentar la lucha contra el contrabando en Arauca y en todos los departamentos fronterizos con Venezuela. Sabemos que es una actividad en la que el ELN está involucrado directamente, al igual que grandes mafias, a las que perseguiremos con contundencia. A este grupo armado ilegal le reiteré mi mensaje de que no cederemos ante sus ataques, ¡se equivocan si creen que de esa forma van a llegar a una negociación de paz! El país necesita que den muestras de voluntad y les exigimos, una vez más, la liberación inmediata del cabo Jair Villar y el ciudadano Ramón Cabrales. Si quieren iniciar cualquier tipo de negociación, como lo han expresado, deben liberar a estos secuestrados. En Arauca trabajaremos por llevar la paz y garantizar la seguridad y el bienestar de los ciudadanos.

Trabajamos para combatir el virus del zika

La cooperación internacional es fundamental para enfrentar la situación en el mundo.


Vivimos un momento difícil por la propagación del virus del zika. Durante un conversatorio que hicimos hoy en la Casa de Nariño, en el que participaron el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, el viceministro de Salud, Fernando Ruiz y la directora del Instituto Nacional de Salud, Marta Lucía Ospina, les contamos a los colombianos que en el país hay registrados más de 25 mil casos de esta enfermedad y se percibe un incremento del 66% de personas afectadas por el síndrome de Guillain-Barré. No se ha registrado ningún bebé nacido con microcefalia, cuya madre haya sido contagiada por zika durante el embarazo. Nuestro sistema de salud proyecta que podrían presentarse 600 mil casos de zika. Sin embargo, queremos aclarar dos cosas: el Guillain - Barré tiene un porcentaje de mortalidad del 4%, y aún no se tiene certeza de que haya relación entre el zika y la microcefalia. Tenemos un sistema de salud comprometido y la intención de trabajar conjuntamente con otros países en investigaciones para combatir el virus y tener suministro de medicamentos. Estados Unidos nos ofreció transferencia de tecnología para hacer diagnósticos más precisos a los pacientes, porque el mismo mosquito transfiere fiebre amarilla, dengue, chikunguña y zika. Además, la próxima semana enviará al país una comisión de expertos que ayudará en labores de control del virus. El Ministerio de Salud trabaja sin descanso para atender los casos, pero también para hacer pedagogía con campañas como la Vuelta a Colombia, que busca alertar a las autoridades locales sobre la epidemia y darles lineamientos establecidos para atenderla y prevenirla ¡Todos estamos llamados a adoptar medidas para evitar el contagio!, con acciones como usar mosquiteros y repelente, tapar depósitos de agua, evitar la acumulación de basura, entre otras.

Del Plan Colombia a Paz Colombia

¡Qué bueno que el mundo reconoce la maravillosa transformación que ha tenido Colombia!


La celebración de los 15 años del Plan Colombia se convirtió en una gran oportunidad para el país. Durante mi visita a Estados Unidos me reuní con varias personas que ratificaron su apoyo a la nueva era que estamos viviendo y el futuro que nos espera cuando firmemos la paz. Sus palabras me llenan de aliento, especialmente las del presidente Barck Obama, quien en nombre de todos los estadounidenses expresó sus deseos de cooperar en el desarrollo de los retos que traerá el posconflicto en materia de desminado, de recuperación de las zonas más afectadas por el conflicto armado, de reintegración de excombatientes, de sustitución de cultivos ilícitos y de reparación a las víctimas, entre otros. Por eso, el Presidente Obama le pedirá al Congreso de su país destinar 450 millones de dólares anuales para estos propósitos, para reforzar los logros del Plan Colombia, que en este nuevo capítulo de alianza se llamará Paz Colombia. Con su colaboración será más fácil empezar la construcción de una paz estable y duradera, una paz que beneficiará a toda la región. En nombre de todos los colombianos que están aprendiendo a vivir sin miedo, le agradecí a Estados Unidos, porque con nuestros esfuerzos y su contribución pasamos de ser un país a punto de colapsar a uno cada vez más cerca de la paz.

Ante la corrupción seremos implacables

Todo el peso de la ley caerá sobre quienes incurran en actos de corrupción.


La corrupción es uno de los grandes males del país: no solo les roba los recursos a los colombianos sino que frena el progreso de las regiones. Por eso hoy, durante la Comisión Nacional de Moralización, sancionamos la Ley antisoborno transnacional, que permite aplicar multas hasta de 40 millones de dólares a las empresas corruptas e inhabilitar a los funcionarios y entidades que incurran en esta práctica perversa ¡No vamos a permitir más corruptos! Por eso, trabajaremos duro para tener un Estado transparente y funcionarios integrales, al igual que lo debe ser el sector privado. Con esta Ley vamos a vigilar constantemente el proceder del Gobierno Nacional y de los gobiernos regionales, donde hemos encontrado mayores focos de corrupción. Pero también vamos a mantener a los ciudadanos informados del accionar del sector público y del destino de los recursos. Les dije a los colombianos que la corrupción y los conflictos están estrechamente ligados. Por eso, no podemos ser un país que se queda de brazos cruzados ante la corrupción, mucho menos ahora que estamos tan cerca de la paz, y donde uno de nuestros mayores objetivos debe ser eliminarla de nuestras conductas.

Con Ley de Zidres fortaleceremos el campo colombiano

Somos uno de los pocos países del mundo con enorme potencial para producir alimentos.


¡Ver la calidad de los alimentos producidos en el campo colombiano me llena de orgullo! Estuve en Orocué (Casanare), donde nunca antes había estado un presidente, firmando la Ley de Zonas de Interés de Desarrollo Rural, Económico y Social, conocida como Ley de Zidres. Allí, los campesinos me compartieron los productos que están generando: pescado, frutas, quesos y otra gran variedad de productos y me hablaron emocionados de cómo las herramientas y el apoyo que les hemos brindado les ha permitido desarrollar sus proyectos productivos con más facilidad y mejores resultados. Por eso estamos tan felices de sancionar la Ley de Zidres, la cual permitirá asociaciones entre campesinos o con grandes empresarios, para cultivar la tierra, generará empleo y garantizará ingresos. Eso sí, los grandes inversores no tendrán los títulos de las tierras baldías, éstas se les arrendarán. Los campesinos tendrán mayor prosperidad, pues aprovecharán al máximo el potencial del campo ¡Tenemos todo para ser una despensa para el mundo, para comercializar nuestros productos! Estoy convencido de que las zidres y la paz nos ayudarán a fortalecer las zonas rurales del país.

La lucha contra las drogas debe ser compromiso mundial

Con el fin del conflicto, la lucha contra el narcotráfico será más efectiva.


Estuve en el Foro 'Nuevos retos de la política antidrogas de Colombia', organizado por la Fundación Buen Gobierno, el London School of Economics y el Centro de Estudios sobre Seguridad y Drogas de la Universidad de los Andes. Allí, hablé del origen del narcotráfico en el país, la aparición de los carteles de droga que tanto daño nos han hecho y la lucha contra este problema con estrategias como el Plan Colombia, de la mano de Estados Unidos. Somos uno de los países que más sacrificios ha hecho contra este delito: invertimos 1.300 millones de dólares cada año para este fin, desmantelamos a los grandes carteles y hemos reducido significativamente los cultivos de cocaína. Sin embargo, seguimos siendo el primer productor de cocaína en el mundo. Esa es la gran contradicción de este tema, por eso es fundamental darle un giro a la lucha contra las drogas. Aunque no bajaremos la guardia en la lucha contra el narcotráfico, y por el contrario, lo volveremos algo global,  estamos buscando cambiar el enfoque  de la lucha hacia la salud pública, un ángulo que es fundamental para producir un cambio.

Latinoamérica y el Caribe apoyan la paz de Colombia

En la IV Cumbre de la CELAC tratamos temas de gran importancia para la región.


¡Qué gran recibimiento nos hicieron en Ecuador! Antes de empezar la IV Cumbre de la CELAC tuvimos un encuentro maravilloso con las tradiciones de ese bello pueblo, su música, su danza, sus coloridos vestidos. Después, los 33 países de la CELAC debatimos varios temas: los retos frente al virus del zika, la lucha contra el narcotráfico y contra la pobreza y la desigualdad. Les dije a los demás mandatarios que debemos impulsar políticas que protejan a los más vulnerables, ante las dificultades económicas mundiales. Les conté lo que estamos haciendo en Colombia con la austeridad inteligente: ahorramos recursos y priorizamos inversión social. También hablamos de la paz de Colombia y me sentí emocionado con tantas manifestaciones de apoyo de los presidentes, todos estuvieron de acuerdo con que la ONU elija representantes de sus países para la verificación del cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y la dejación de armas ¡Estoy seguro de que todos los seleccionados estarán a la altura y serán de gran ayuda para lograr el fin del conflicto!

El abrazo de la paz, un ejercicio de liberación

La restitución de tierras es un paso fundamental para cerrar las heridas del conflicto.


Mi visita a La Hormiga, en Putumayo, fue hermosa. Sus habitantes me recibieron con lindos detalles artesanales, abrazos y muestras de afecto. Sus palabras ratifican que trabajan sin descanso por vivir en un territorio de paz. El tiempo que pasé allí fue muy emotivo: entregamos 200 viviendas gratis y restituimos 750 hectáreas de tierra, cuyas principales beneficiarias son las mujeres que han vivido tanto dolor por causa del conflicto armado, pero que han logrado ser artífices de paz ¡Por ellas debemos seguir en nuestro esfuerzo por lograr la paz, para que su sufrimiento no se repita! Allá hice dos ejercicios de reconciliación y liberación: en memoria de las víctimas pedí perdón por la masacre de El Placer, ocurrida en 1999 y también invité a todos los asistentes a darse el abrazo de la paz, ese que deberíamos darnos todos los colombianos, como un gesto de empezar a construir el país que queremos.

Me volvieron escultura

En Boyacá me tenían una gran sorpresa.


Tras finalizar el evento en Duitama, recibí una linda sorpresa: el artista John Pinzón me personificó en una escultura. Lo felicité por su gran habilidad y me contó cómo su colectivo artístico se compromete con aportar a la construcción de paz. Me fui de Duitama gratamente sorprendido por el talento boyacense.

Queremos que también la clase media tenga vivienda propia

Mi Casa Ya beneficiará a 130.000 familias, entre el 2015 y el 2018.


¡Qué emocionante es ver a los colombianos cumplir su sueño de tener una vivienda propia y digna! Hoy en mi visita a Duitama, en Boyacá, donde entregamos viviendas del programa Mi Casa Ya, conversé con algunos beneficiarios, que me expresaban con alegría cómo la vida les ha cambiado, porque ya no tienen que pagar arriendo. Entregar opciones de vivienda a los más necesitados pero también a la clase media es un gran paso para cerrar las brechas de desigualdad y para impulsar la economía: el sector vivienda jalona 32 industrias y genera empleo. Por eso, la vivienda es una de nuestras prioridades. Pero para aumentar la calidad de vida, les dije a los boyacenses que estamos trabajando para que los proyectos de vivienda se complementen con educación, acceso a la tecnología, seguridad y empleo ¡Deseo una Boyacá próspera, llena de oportunidades y en paz!

Pacto por la seguridad de Bogotá

Vamos a intervenir los 750 puntos donde más se cometen delitos en la capital.


La seguridad es una de las grandes preocupaciones de los colombianos. Como presidente y ciudadano también es una de las mías. Por eso hoy estuve con el alcalde Enrique Peñalosa recorriendo el centro de la capital y conversando con los bogotanos sobre los principales problemas de inseguridad. Desde el Palacio de Liévano, gobierno y distrito reiteramos nuestro compromiso de trabajar conjuntamente, de la mano de la Policía y la Fiscalía, para reducir cada vez más los delitos que afectan la tranquilidad de la gente. Y lo hicimos basados en la estrategia de puntos calientes que ya probamos en Medellín y ha resultado ser muy exitosa. Como bogotano me sentí muy satisfecho de haber suscrito con el alcalde Peñalosa el pacto por la seguridad de Bogotá, con el cual atacaremos el microtráfico, la extorsión, el hurto de celulares, los homicidios, las lesiones personales y trabajaremos por la recuperación del espacio público y el fortalecimiento de las condiciones de orden y seguridad en el sistema de transporte público masivo ¡No queremos más colados! Pero también le anuncié al país que la prohibición del porte de armas se extenderá hasta el último día del año, estoy seguro de que eso nos ayudará a seguir disminuyendo los homicidios y todos los crímenes que se cometen con el uso de estas armas.

No más silencio frente a las víctimas de ataques con ácido

La Ley Natalia Ponce reconoce y castiga el delito contra quienes usen los agentes químicos para atacar a otras personas.


Hoy Colombia dio un gran paso en materia de justicia. Promulgamos la Ley Natalia Ponce, que establece los ataques con agentes químicos como delito independiente, aumenta las penas a los responsables y atiende integralmente a las víctimas. Al ver y escuchar a las personas que han sufrido este acto infame, me impresiona su ejemplo de fortaleza, valentía y superación: ¡necesitamos más ciudadanos como ellos, que no ceden al odio o la maldad! Debemos ser capaces de preguntarnos qué nos pasa como colombianos cuando estos crímenes suceden. Peor, cuando pareciera no importarnos lo suficiente. Nos urge construir una sociedad donde ninguna persona sea capaz de marcar a alguien para siempre con una barbarie semejante. A partir de hoy diseñaremos e implementaremos estrategias y planes encaminados a combatir, atender y prevenir este delito atroz. Necesitamos ponerle freno a una tragedia que en los últimos 6 años han tenido que enfrentar 628 colombianos.

Acabar con el conflicto facilitará limpiar el país de minas antipersonal

Queremos que Colombia deje de ser el segundo país del mundo en ese deshonroso escalafón.


Hoy, cuando declaramos a San Vicente de Chucurí, en Santander, como municipio libre de minas antipersonal, sentí una gran emoción. También me conmovió escuchar a Álvaro Gómez Ramírez, representante de las víctimas de esta tragedia humanitaria en esa región, quien no solo le agradeció al Ejército Nacional el proceso de desminado que ha hecho en los últimos cuatro años sino que también les hizo un llamado a los grupos armados ilegales para que no sigan escondiendo cínicamente estos artefactos en la tierra. Después de firmar la declaración, les dije a los habitantes que estoy feliz de ser el primer presidente de la historia que va dos veces al municipio y de que hoy podamos dar una noticia tan buena en el lugar donde se empezó a utilizar este horrible método de guerra. Esto nos da una señal muy positiva del futuro que tendremos cuando se logre el fin del conflicto. Ya llevamos cinco municipios en Colombia declarados libres de minas antipersonal y seguiremos erradicándolas en todo el territorio, para que, como dijo Álvaro, se logre cambiar la desesperanza y el miedo y, por fin, se logre caminar por el campo sin temor.

Somos un ejemplo para el mundo

Con el presidente del Banco Mundial hablamos de los dividendos que traerá la paz.


Hoy fue un día que me trajo mucha esperanza. En el conversatorio que tuvimos con Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial, escuchamos con emoción comentarios que indican que el mundo tiene una perspectiva muy positiva de Colombia. Hoy nos ven como un ejemplo para otros países. Jim Yong Kim resaltó el crecimiento económico que tuvimos el año pasado, pese al panorama difícil que hoy vive la economía internacional y nos dijo que somos uno de los puntos brillantes de la economía latinoamericana ¡Sabemos que este año tendremos resultados similares! También expresó cómo el proceso de paz que adelantamos es modelo para naciones que viven conflictos armados, pues lo consideran el más completo y mejor estructurado de la historia. Y ni hablemos del panorama alentador que se vislumbra en el posconflicto: tendremos mayor desarrollo, fortaleceremos el turismo, habrá mayor inversión y contribuiremos a la preservación del medio ambiente. Todos estos y otros aspectos fueron reconocidos por Yong Kim, quien reiteró el apoyo del Banco Mundial en la financiación que requiere el que será el periodo más importante de la historia del país.

A mejorar el servicio de energía en el Caribe

La Superintendencia podrá sancionar irregularidades con prestación de servicio de energía.


Estuvimos reunidos con los alcaldes, los gobernadores y las directivas de Electricaribe, con el fin de buscar soluciones al deficiente servicio de energía que se presta en la región Caribe. La decisión que tomamos fue fortalecer e impulsar el Plan5Caribe, al cual le haremos seguimiento constante para verificar sus resultados. También le anunciamos al país que el Gobierno Nacional les va a brindar facilidades a las entidades municipales y departamentales del Caribe para que puedan pagar sus deudas con Electricaribe, que asciende a $150 mil millones. Pero además pensamos en los casi 400 mil habitantes más necesitados de la región, por eso, buscaremos un mecanismo para ayudarles a pagar las deudas que tienen en materia de energía. Por su lado, le exigimos a Electricaribe que haga las inversiones necesarias para mejorar la prestación del servicio y su relación con los usuarios, la empresa debe presentar un plan de acción en los próximos 60 días. Estaremos muy pendientes del servicio de energía y gas en el Caribe, la solución requiere el compromiso de todos.

El cónclave de la paz

El 12 de enero inicia en La Habana una sesión permanente hasta que se logre un acuerdo para finalizar el conflicto.


Hoy estuve reunido en Cartagena con los negociadores de la delegación del gobierno en el proceso de paz y con asesores internacionales que han creído en nuestro proceso de paz desde su inicio, como Schlomo Ben Ami, Joaquín Villalobos y Jonathan Powell. Con todo estuvimos haciendo un balance de las conversaciones en La Habana, especialmente analizando el último punto, el del fin del conflicto. También revisamos el reciente acuerdo de víctimas y las dudas respecto de la justicia anunciado por Human Rights Watch a la cual le responderemos con una carta que construimos entre todos. En ella demostramos que nuestra propuesta de justicia transicional garantizará la verdad, la justicia, la reparación a las víctimas y garantías de no repetición que busca y necesita nuestro país. 

Estamos llevando acceso al agua a todo el país

En Santa Marta hay otros 9 pozos de agua en proceso, que empezaremos a entregar en 2 semanas.



Salí de Santa Marta con mucha satisfacción por los importantes avances que se han dado en el suministro de agua potable. Desde el año pasado venimos implementando tareas para acabar con el desabastecimiento de este líquido vital. Una de ellas la cumplimos hoy: abrimos un nuevo pozo de agua, que se suma a más de 20 que ya han sido construidos en Santa Marta y que se conectan directamente al acueducto. El compromiso es serio, por lo cual también habilitamos tanques, carrotanques y plantas potabilizadoras. Tener acceso al agua es vital y lo vamos a valorar mucho más en la época que estamos enfrentando: el Fenómeno del Niño está en su máxima intensidad y las lluvias que se han presentado en algunas regiones del país van a tener un efecto casi nulo sobre él. ¡No nos dejemos engañar por las lluvias! Ahorremos agua y energía, ayudemos a prevenir incendios. Esta situación ambiental me preocupa mucho, debe preocuparnos a todos. Por ello, hice un nuevo llamado a la justicia para que permita que la represa El Quimbo reabra sus operaciones, no tiene lógica que cuando más necesitamos el agua y la generación de energía, El Quimbo esté paralizado. 

Juntos construiremos un país en paz

Los nuevos alcaldes y gobernadores tienen el reto de construir paz desde sus regiones.


¡Qué bello fue asistir a la posesión de la alcaldesa de Ríoblanco, Delcy Esperanza Isaza, en Tolima! Es la primera vez que en el municipio eligen a una mujer y eso es muy importante. Ríoblanco está ubicado en la región donde nacieron las Farc y ha sufrido mucho por causa del conflicto, pero hoy es un símbolo para el país. Sus habitantes me recibieron con consignas de paz, quieren una vida diferente y están empezando a trabajar para lograrlo. Y este día, el primero del 2016, nos va a permitir cerrar un capítulo: el del conflicto armado, el de la guerra y nos va a permitir empezar uno nuevo: el de la esperanza, porque este es el año de la paz. Sin duda, el fin del conflicto les va a traer muchos beneficios, más progreso, empleo e inversión. Pero la etapa que se viene necesita la contribución de todos, por eso le expresé a la alcaldesa que tiene todo mi apoyo para sacar adelante a su municipio y extiendo el apoyo a todos los alcaldes y gobernadores que hoy asumen su tarea, una que se da en un momento histórico para Colombia. Su compromiso debe ser con el bienestar de los habitantes, la paz, la reconciliación y la transparencia. Juntos vamos a lograr más equidad, más educación, más viviendas, más empleo, una mejor calidad de vida para los ciudadanos y, por supuesto, la construcción de un país en paz.

¡Necesitamos aprovechar nuestros recursos en tiempo de sequía!

En Girardot entregamos instrumentos nuevos para facilitar la labor de los bomberos.


Estoy viviendo días de gran preocupación por la sequía y por el alto número de incendios forestales que se han venido presentando en más de 500 municipios de todo el país ¡El fuego ha consumido más de 100 mil hectáreas! Es un grave golpe a nuestra naturaleza, un golpe que debemos controlar y evitar. Nos estamos enfrentando a uno de los fenómenos del Niño más fuertes de los últimos 50 años y por eso estamos actuando con toda la capacidad y las herramientas que tenemos. La labor de los bomberos, la Policía, las Fuerzas Armadas, la Defensa Civil, la Cruz Roja, los Boy Scouts y miles de voluntarios ha sido fundamental y les doy las gracias de corazón. Por eso, hoy estuvimos en Girardot entregándoles nuevos recursos a los bomberos, para que su tarea de controlar los incendios sea más efectiva. Pero también necesitamos la colaboración de todos los colombianos, todos podemos prevenir incendios, actuar con responsabilidad. Está lloviendo menos de lo habitual, las temperaturas están aumentando en casi todas las regiones y los caudales de ríos como el Magdalena están disminuyendo. Y estamos trabajando con fuerza para que a ningún colombiano le falte el agua y la energía. Por eso, hago un llamado respetuoso a la justicia para que considere ordenar el funcionamiento de la represa de El Quimbo, en Huila. Necesitamos el agua para generar energía y evitar un racionamiento, para que no se perjudique la navegabilidad del río Magdalena y para que miles de peces no mueran por causa del agua represada, entre otras muchas razones ¡Necesitamos aprovechar nuestros recursos en tiempos de sequía!