Colombia y Perú: una relación más allá de las fronteras

En el último año y medio hemos tenido nueve encuentros binacionales de alto nivel.


Estamos muy satisfechos por los logros que hemos alcanzado gracias a un trabajo conjunto. Nuestra relación con Perú es un magnífico ejemplo de cómo con cooperación y con coordinación se puede trabajar y avanzar en la solución de problemas comunes entre dos países. Quiero agradecerles de corazón al Presidente Ollanta Humala, a su gabinete y al pueblo de Perú, por su respaldo en nuestro esfuerzo de ponerle fin al conflicto armado.  Esta vez nos reunimos en Medellín y suscribimos seis acuerdos sobre educación, deportes, integración fronteriza, gestión pública y planeación nacional. Hemos hecho especial énfasis en el trabajo en la zona de frontera y queremos traducir todos estos acuerdos en avances reales para nuestra gente, para que nuestros pueblos vivan mejor. 

Con la leyenda del periodismo literario

Nos encontramos con Gay Talese en la entrega de los Premios de Periodismo Simón Bolívar.


Ya son cuarenta años de este importante premio. Han sido cuarenta años cubriendo un país en guerra. Son muchos los galardonados que han ganado gracias a sus maravillosas crónicas, fotografías y entrevistas que tienen que ver con una guerra que estamos empeñados en terminar. Aquí estoy al lado de Gay Talese, un tremendo escritor y periodista, el invitado especial a esta entrega. En el discurso que di ese día, recordé que, en cierta forma, al periodismo en Colombia le ha sucedido lo que a la sociedad: se acostumbró a la guerra. Pero qué bueno que ese periodismo asuma también la responsabilidad de llevar al país y de movilizarlo en la dirección de la reconciliación.

Un día triste para Colombia

Fui a despedir a nuestros héroes, injustamente asesinados, en Güicán, Boyacá.


Hoy me embarga un sentimiento de profunda tristeza. Despedimos a los soldados que murieron en Boyacá cumpliendo con su deber, por un ataque del ELN. Las familias perdieron a sus hijos, hermanos, esposos, padres. Colombia perdió ciudadanos valerosos por causa de la guerra. El dolor que siento me convence de que vamos por la ruta correcta en la búsqueda de la paz. La guerra no puede seguir siendo el camino. Es hora de que empecemos a escribir una nueva historia: de tranquilidad, de armonía y de oportunidades. En memoria de nuestros soldados y de todas las víctimas que ha dejado el conflicto armado en el país, debemos seguir trabajando unidos para lograr un acuerdo de paz y para que tragedias como esta no vuelvan a repetirse. 

Gracias a Italia por su apoyo para el posconflicto

De Italia agradecemos su ayuda y aprovecharemos sus enseñanzas en economía, turismo y desminado humanitario para el posconflicto.


Siempre he creído que las buenas relaciones con otros países son fundamentales. Por eso, hoy termino el día lleno de satisfacción por la visita de Matteo Renzi, Primer Ministro de Italia y amigo muy querido de Colombia. Es la primera vez que viene un jefe de gobierno italiano al país en toda nuestra historia. Y aunque estamos en continentes diferentes, hay mucho que nos une con Italia: la jovialidad de la gente, los hermosos paisajes y, sobre todo, el deseo de vivir en paz. Me siento feliz. Abrimos puertas de inversión italiana en el país, seguimos cambiando nuestra imagen ante el mundo y con personas como Matteo Renzi continuaremos trabajando unidos, porque el mundo y la historia nos señalan que solo unidos podremos seguir construyendo el futuro. 

Un diálogo sobre desminado humanitario

En el programa ‘Conversemos en paz’ hablamos con sus protagonistas


Las minas antipersonal es uno de los capítulos más dramáticos de nuestra guerra, por las víctimas que han dejado. En este programa charlamos junto a María Alejandra Villamizar, directora de Pedagogía para la Paz, con Marleny Álvarez y el Sargento Segundo William Garzón, ambos desminadores humanitarios, civil y militar; con Luis Fernando Ramos, una víctima de las minas y Natalia Puentes Montoya, una politóloga que fue la primera colombiana en unirse a la campaña ‘Cartas a un desminador humanitario’, que busca que todos los colombianos les escribamos a los protagonistas de tan importante labor. Los invito a seguir su fan page en Facebook y también a ver esta conversación que para mí fue realmente inspiradora.

ver el programa aquí

Colombia votó en paz y por la paz

Entre todos debemos poder construir la paz que se merece Colombia.


Invito a los nuevos alcaldes, gobernadores, concejales, diputados y ediles electos a avanzar juntos hacia la terminación del conflicto. Hoy cuando se abrieron las mesas de votación para las elecciones regionales en todo el país, no podía quitarme una idea de la mente: estas pueden ser las últimas elecciones que vivimos en medio del conflicto. Los invito a todos, y cuando digo todos, son todos, amigos y adversarios, a que sigamos avanzando en el camino hacia una paz justa y duradera. Porque sé que todos quieren la paz, la equidad y un país mejor educado. Tengo que resaltar que las elecciones de hoy fueron las más pacíficas y menos violentas en décadas y son un anticipo de lo que podemos lograr si alcanzamos la paz. 

Agua potable para las comunidades wayúu

Entregamos un pozo de agua en el municipio de Uribia, en La Guajira.


¡Qué bueno es poder cumplir con las promesas! Le había dicho a la comunidad que íbamos a perforar unos pozos para solucionar los problemas de agua potable en los 9 corregimientos de Uribia. Y lo estamos cumpliendo. Se compró el taladro más grande que ha tenido el Gobierno: perforó 465 metros. Por eso, me alegra contarles que este nuevo pozo está conectado al acueducto de Siapana y el sol guajiro alimentará los páneles que permitirán que el sistema de bombeo funcione las 24 horas. El caudal del pozo es de 40 litros de agua potable por segundo y producirá 3,4 millones de litros al día. ¡Eso es como entregar 7 millones de botellas de agua al día! Antes de que se acabe mi gobierno vamos a seguir perforando nueve pozos y estarán funcionando como toca, con la potencia del que inauguramos hoy. 

La antorcha de los Juegos Deportivos Nacionales llegó a la Casa de Nariño

Dentro de su recorrido por el país, por fin arribó a la capital colombiana.


Qué emoción recibir la antorcha de los XX Juegos Deportivos Nacionales y IV Juegos Paranacionales, que se inaugurarán el próximo 7 de noviembre en Ibagué. Los medallistas olímpicos Miguel Ángel Rodríguez, de squash, y Carolina Munévar, de paracycling, llegaron a la Casa de Nariño con su fuego deportivo, después de recorrer medio país desde Popayán. Estos encuentros con los deportistas de Colombia me emocionan porque sé que son ellos los mejores embajadores del juego limpio y del trabajo en equipo, dos elementos necesarios e inspiradores para el Nuevo País que estamos construyendo.  

La libre competencia, motor para la equidad

Esta política es condición necesaria para una Colombia más equitativa.


Estuvimos en Barranquilla en el Congreso Internacional de Libre Competencia Económica, escenario en el que expliqué que promovemos la libre competencia como un factor de equidad, uno de los tres pilares de nuestro Gobierno. La falta de competencia desestimula que las empresas sean más eficientes, más productivas o que innoven; las adormece y las vuelve poco competitivas. Y lo más importante es que, cuando hay libre competencia en productos primordiales como la leche, el pollo, la carne, las verduras y los granos, éstos se vuelven más asequibles. Con lo cual, los padres de familia pueden ofrecerles a sus hijos útiles escolares, más facilidades para acceder a la tecnología y al conocimiento. 

Tenemos la refinería más moderna de América Latina

La Refinería de Cartagena estará en pleno funcionamiento en marzo de 2016 y tendrá una producción estimada de 165 mil barriles diarios.


Hoy puse en marcha la unidad de crudo de la Refinería de Cartagena, al abrir la válvula con la cual se inyectó el primer barril de petróleo a la planta para comenzar a producir combustibles. Esta refinería es la más moderna de América Latina. En las próximas semanas y meses se van a dar inicio a otras dos unidades, para que a más tardar, en marzo del próximo año, esté en plena producción. Fíjense en esta cifra para que entiendan por qué estamos tan orgullosos: ¡se van a refinar en esta planta 165 mil barriles diarios!. Qué alegría sentí al pasar por las diferentes plantas y los trabajadores aplaudían y gritaban: “¡Viva Colombia!”, eso demuestra lo que este tipo de inversiones  producen en un país. Produce sentido de pertenencia y de sentir que somos capaces, que podemos tener un mejor país y un mejor futuro. Como estoy seguro lo tendremos.         

Celebrando el tranvía de Medellín

Estuve la inauguración de una obra que nos llena de orgullo a todos los colombianos.


Toda Colombia y el mundo entero reconocen la transformación que vive Medellín, es por eso que me siento muy honrado de estar en la inauguración del tranvía de Ayacucho. Felicitaciones a todos los que tuvieron que ver con esta obra, pues es un simbolismo de que las cosas se pueden hacer bien. 

Pedaleando por las Autopistas de las Prosperidad

Montamos en bicicleta por una vía con gran significado para los antioqueños.


El alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria, y el Gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, me acompañan en un recorrido en bicicleta por la conexión vial de más de 4 kilómetros entre el Valle de Aburrá y el túnel Fernando Gómez Martínez. Es una vía muy importante porque ahora va a fluir el tráfico de una forma mucho más fácil y rápida. Pero no solo eso, seguiremos por el Túnel de Occidente, luego hasta Santa Fe de Antioquia y finalmente por el Túnel Guillermo Gaviria hasta Urabá. 

Un proyecto de ley para los jóvenes

Buscamos que puedan acceder a un trabajo mientras legalizan su situación militar.


Con el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, y el ministro de Trabajo, Lucho Garzón, así como con el general Palomino, nos reunimos para anunciar que tenemos una propuesta de ley que vamos a tramitar ante el Congreso que busca que los jóvenes puedan acceder a un trabajo mientras legalizan su situación militar. La idea es que tengan un periodo de gracia de 18 meses para normalizar su situación. Así, durante ese tiempo, a ningún joven le podrán negar un trabajo por falta de libreta militar. También, dado que los beneficios de la Ley de Primer Empleo expiraron el año pasado, le pedí a Lucho que prepare un nuevo proyecto de ley de empleo juvenil, para que se reactiven los beneficios y se generen alternativas adicionales para que los jóvenes tengan más oportunidades de empleo. 

Los gremios económicos respaldan el proceso de paz

El sector empresarial manifestó su apoyo a las negociaciones.


No puedo ocultar la alegría al ver que más sectores se suman al apoyo que cada día recibe proceso de paz. En esta ocasión, el sector empresarial colombiano, representado por el Congreso Gremial Nacional, me manifestaron su apoyo al proceso de paz que adelantamos con las Farc en La Habana. Gracias por esta manifestación, por la actitud constructiva y por cómo han expresado este respaldo, sus preocupaciones y sus opiniones. 

Con el chaleco puesto contra la pobreza

Invité a todos los ministros y viceministros a ser cogestores durante un mes y por todo el país.


En esta foto me acompaña Tatyana Orozco, directora del Departamento para la Prosperidad Social (DPS). Recientemente anunciamos la integración de la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza al DPS. Aquí nos ven con el chaleco azul, el de los cogestores, o de mi Ejército Social, como los llamo cariñosamente, porque invité a todos los ministros y viceministros a que nos pongamos, durante octubre, este uniforme y nos comprometamos a seguir luchando por sacar a todo el mundo de la pobreza extrema, porque en el año 2025 no solamente vamos a ser el país mejor educado de América Latina, también vamos a erradicar la pobreza extrema de nuestro país. 

Estamos erradicando la pobreza en San Andrés

Esta visita a la isla de San Andrés nunca la olvidaré.


Con mi equipo hicimos un inventario de todo lo que hemos hecho hasta el momento y de los proyectos que hemos impulsado durante los últimos años con tanto amor, pasión, interés y recursos en San Andrés. Hoy puedo decir que el departamento tiene menos pobreza, es el cuarto con mayor inversión por persona: de dos millones pasó a cuatro. Parte de esos recursos han sido destinados para financiar 100 proyectos que identificamos en lo que llamamos el Plan San Andrés. Un resultado que resalto es que por primera vez la pobreza, para San Andrés y Providencia, se redujo de 16.5 por ciento en el año 2012 a 9.5 al final del 2014, y hoy es todavía más baja, 7 puntos por debajo. Y la pobreza extrema bajó de 3.6 a menos de la mitad, 1.4 en los últimos dos años. Colombia, su Presidente ama a San Andrés. Y por eso nunca vamos a dejar de protegerlos, de ayudarlos, de consentirlos y de venir aquí para ir revisando todos estos proyectos que les mejoran la vida.

El ejemplo que todos deberíamos seguir

Mariana Pajón es el símbolo de la generación de la paz por la cual trabajo día a día.


Hoy hace 24 años nació la cuarta  nieta de doña Rosita, la tercera hija de Carlos Mario y Claudia, una persona muy muy especial. Mariana Pajón  nació y desde muy pequeña comenzó a darle triunfos a Medellín, a Antioquia, a Colombia. Y hoy, luego de un gran esfuerzo, una gran disciplina, se convirtió en la segunda persona en la historia  del país en ganar una medalla olímpica. Ese día,  cuando regresó, la conocí. Y Mariana no solamente se ganó una medalla olímpica. Se ganó inmediatamente  mi corazón, inmediatamente me enamoré de ella. Por eso, estar en la inauguración de esta maravillosa pista, una obra que deja el alcalde Aníbal Gaviria con todo su orgullo, será la cuna de muchos campeones más que, como Mariana, nos sacarán muchas sonrisas.    

Lo vamos a lograr querido Belisario

El sueño del expresidente de educar a un país capaz de revertir sus injusticias lo estamos logrando consolidar.


El 29 de mayo de 1982, un día antes de ser elegido presidente de la República, Belisario Betancur le dijo lo siguiente al diario El País, de España: “Voy a educar a mi pueblo para que sea capaz de cuestionar todas las injusticias que padece”. 33 años más tarde, y cerca como nunca antes de poner fin a una guerra que tanto nos ha desangrado, podemos decir, querido presidente Belisario, que este pueblo, su pueblo está comenzando a poner fin a las injusticias y está recorriendo un camino sin retorno hacia el desarrollo y la prosperidad. Para esto, contar con un aliado de lujo como la Fundación Carolina no puede ser sino esperanzador. Colombia e Iberoamérica tienen mucho que agradecerle a la Fundación, por su aporte al presente y el futuro de Colombia.

Una sonrisa en medio de la dificultad

La presidenta del Brasil encontró en nosotros un apoyo inmenso, algo que necesitaba en estos días agitados en su país.


Han sido días duros para la presidenta Dilma Rousseff, por eso agradecemos de todo corazón que nos haya venido a ofrecer su decidido apoyo por que logremos por fin la paz en Colombia. Y más aún, que nos haya ofrecido colaboración muy concreta en el buen desarrollo del posconflicto, no solo técnico, sino en inversión en el país. Será la reafirmación de una cooperación internacional que nos es fundamental. 

Colombia y Brasil, dos muy buenos amigos

Agradecemos enormemente la visita de la presidenta Rouseff y su apoyo a la paz en nuestro país.


Hoy recibí complacido una visita de Estado muy productiva, la primera de la Presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. Brasil y Colombia somos los dos países más poblados y las dos mayores economías de Suramérica, así como los dos países con mayor biodiversidad en el mundo, lo que constituye un gran privilegio y una gran responsabilidad. De ahí nuestra colaboración y cooperación en temas ambientales. Y somos también un ejemplo de buena vecindad, además de dos países con mucho que mostrar en reducción de la pobreza, que ha sido prioridad de nuestros gobiernos. Hoy acordamos temas como la promoción de inversiones, desarrollo agrario, TIC e intercambio entre las cancillerías. No puedo dejar de agradecer a la presidenta Rousseff, por sus permanentes manifestaciones de apoyo, y por su disposición a cooperar no solo con la paz sino con la implementación de lo que será el posconflicto en nuestro país, particularmente en temas de agricultura sobre los que firmamos acuerdos.